recorridos

He debido, usted lo comprende, recurrir siempre más a todo tipo
de pequeños placeres, casi invisibles, provechos accesorios...
Usted no tiene idea cuánto, con estos pequeños detalles,
se hace uno inmenso; es increíble como crece uno.

Witold  Gombrowicz, Cosmos, París, Gallimard (Polio), 1971.

Las pinturas que realizo son partes de mi misma. De ver mis lugares, habituales, preferidos, extraños o pasajeros, de verme en relación con ellos y en relación con algunas personas que marcan ciertos momentos de mi vida. Hay allí pedazos, reconstrucciones y detalles pequeños, como fotografías instantáneas que no quiero y no puedo dejar a un lado. Si bien en ellas realizo construcciones figurativas y fragmentarias muy precisas, todo lo que me interesa recordar y entender, la historia más larga, está fuera de la imagen escogida. Son entonces mis pinturas una suerte de recordatorio a la vez que un recorrido interior.